MELCHORA, GASPARA , BALTASARA…Y OTRAS COSAS DE LO ABSURDO

A la espera de ver como el país será gobernado por primera vez en nuestra democracia por un rey o reina que tiene más agallas (y si no al tiempo), en muchas ciudades ya han decidido adelantarse y ponerle este año a los reyes tacones, medias y carmín en los labios, o más bien a los tacones y medias, de la Puri, la Carmen y la Adela, barba y bigote.

No es que yo esté en contra de los disfraces, el travestismo y el folclore popular, pero es que cuando todavía no hemos salido del “susto de unas campanadas en pelotas”, ahora esto, pero ¿qué coño nos está pasando?

Vamos por orden. 31 de diciembre, la abuela, la tía Paca, la cuñada, la suegra, “el matasuegras” y una docena de uvas, con pepitas, sin pepitas o con pieles y sin ellas, esperan. Televisión, cadena privada, subvencionada por dinero privado, marcas, publicidad, inversores y audiencias estratosféricas porque son canales que estudian lo que los televidentes piden y se les sirve en bandeja de plata. ¿De primero ternera? Tomen ustedes, carne de primera, en el mejor envase y lista para comer. No tranquilos, no quema, consúmanla rápido porque antes de que finalicen ustedes de polemizar les pondremos un coulant de chocolate blanco con crema de plátano y mango que les quitará todas las penas. ¿Dónde está el problema?

  1. Esta señora es un producto creado por y para la masa.
  2. Esta señora cobra de una empresa privada por hacer espectáculo, show, entremés o circo, como ustedes prefieran llamarlo. Es una profesional a la que se le paga por ello, igual que el notario cobra por dar fe y el boticario por despachar amoxicilina de 500 mg.
  3. ¿Estábamos obligados a contemplar eso que muchos han tachado de “espectáculo humillante y denigrante” para la mujer? No. No me engañen. Lo han visto. Les ha gustado. Y no me mientan porque otra vez más los audímetros han hablado. Si el problema es que el vestido se le haya puesto a una mujer, no se preocupen que el año que viene además de ternera pondrán también rabo de toro en la sobremesa y así todos contentos. Y que sepan que “a la Paca” le ha encantado, la chica, el vestido y se ha tomado “las uvas más contenta que unas castañuelas”.
  4. ¿Qué lo han visto los niños, y las niñas, preadolescentes y demás…? Háganse una pregunta, si con 13 años la adolescente llega a casa y dice que se quiere poner a dieta, antes de lanzar balones fuera (que es lo más fácil para todos) han pensado en los valores que se le han inculcado a ese niño a la hora de comer o de elegir la ropa que se pondrá para el cumpleaños de su amiguita.

Los niños también van a ver esta tarde que detrás de algún Melchor, Gaspar o Baltasar hay pechos, carmín y rímel, eso sí me preocupa, a ver cómo coño le explico a mi sobrino, que por motivos que prefiero desconocer, en el barrio, en la ciudad o en el pueblo, el mandamás de turno ha decidido cambiarle el sexo a sus majestades, sin aviso previo, ni tiempo suficiente para inventarme una historia, porque lo otro es televisión, es espectáculo, pero la ilusión de un niño listo como el hambre…¿ahora es también espectáculo? si lo queremos convertir en eso yo no juego que una cosa es la igualdad de género y otra el género idiota y son cosas muy, pero que muy distintas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s