QUERIDOS REYES MAGOS

Hace muchos años que no les escribo pero llegados a este punto lo considero de vital importancia para mí y los míos. Trataré de no pedirles demasiadas cosas porque sé que andan ustedes tan caninos como el resto de los mortales, es más procuraré no mencionar ni un solo bien material.

Hemos sido buenos, tal vez demasiado buenos. Con la que tenemos montada a nuestro alrededor y que hayamos mantenido el tipo como santos varones creo que es un claro ejemplo de que nuestro comportamiento ha sido algo más que ejemplar y nuestra actitud por momentos hasta excesivamente cívica. Después de cinco años aguantando “carros y carretas”, no sería desagravio ninguno estar ahora mismo quemando sucursales bancarias o lanzando petardos a eso que llaman Congreso y que desde hace poco por decreto ley, o más bien por la ley del “punto en boca” sólo es de unos cuantos camándulas privilegiados, porque hasta para ser camándula hay que valer.

Lo primero que les pido es un saco de paciencia. Tenía muchas reservas, pero estos últimos años he tenido que utilizar más de la necesaria, para ver la tele, leer un periódico, tratar con algun@s, levantarme por las mañanas sin tener un horario impuesto, esperar hasta desesperar…al final me he dado cuenta de que todo tiene un límite y en mi caso está llegando, así que antes de que explote mi particular bomba de Hiroshima les ruego que al lado de mi zapato dejen unos cuantos kilos de la madre de la ciencia.

También les pido tolerancia. He sido siempre una persona con una gran capacidad de adaptación al medio, a los medios y a todos los que lo conforman pero después de tanto tiempo escuchando “gilipolleces” y viendo que el mundo está lleno de imbéciles creo que necesitaré algo de este don que muchos dicen tener, cuando en realidad lo que tienen es falta de él.

Algo de humor y alegría. Nunca he sido una persona excesivamente simpática, ni graciosa, ni me he reído demasiado. Más bien un tío seco o sieso. Cuando las cosas van bien, la vida más o menos se puede llevar sin humor, pero cuando transcurren como ahora mismo, la alegría es una gran vía de escape, así que tal vez un poco de “azúcar” no me vendría mal.

Más tranquilidad y temple. En esta etapa de mi vida estoy en un continuo subir y bajar emocional. Me cuesta controlar mi estado anímico. Lo bueno muy bueno, lo malo muy malo y en ese “impás” de arriba y abajo mi corazón y mi cabeza sufren.

Y si además de todo esto me quiere traer un trabajo digno, ya les digo que se estarían ustedes cubriendo de gloria. Sé que esto no es cosa suya, pero es que los que tratan el tema de la Constitución que son los que prometían esto del trabajo digno para todos los españoles están últimamente muy liados con los nuevos guiones de La que se avecina y pasan de todo. En el caso de que no puedan, pues sé que es el regalo estrella de estas navidades y que están muy escasos, al menos procuren que a los que me rodean no les falle porque que sepan que si este año voy a comer roscón es gracias a ellos.

¡Ah, y antes de que se me olvide!, el carbón este año déjenlo en casa de mi hermana,  está a punto de tener otro bebé y ellos se dedican al transporte de este mineral, así que les hará muchas más falta que a los niños malos, que de esos ya no hay.

Yo prometo que si me traen un poco de todo trataré de administrarlo, en el tema de la administración no saben lo que estoy aprendiendo últimamente.

Les dejo mi epístola en mi Facebook, en mi Twitter y en mi blog, como pueden ver la comunicación 2.0 es lo mío últimamente, si tienen cualquier problema para recibirla háganmelo saber porque estoy rodeado de expertos que me echarán un cable y se la harán llegar a la velocidad de la luz o más bien de la estrella de Oriente.

Sin más,

les envío un afectuoso y cordial saludo.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s